LECTORES DE BOLSI & PULP:

CONTACTOS:

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP

¡HOLA AMIGOS! ESTAN EN BOLSI & PULP, SITIO IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL PULP
PINCHEN EN LA IMAGEN SUPERIOR Y DISFRUTEN DE NUESTRA VARIADA BOLSITECA

LO MÁS VISTO EN EL BLOG DURANTE ESTA SEMANA ES...

¿QUÉ LIBRO QUIERES VER PUBLICADO EN BOLSI & PULP?

jueves, 29 de abril de 2010

¿HOMBRE O MÁQUINA?


POR ANTONIO QUINTANA CARRANDI


Estamos en el planeta Modz. Pier Shenn, ciudadano terrícola, acaba de ser juzgado acusado de espiar para la Tierra. La pena impuesta por el tribunal es de quince años de bionización, lo que significa que el cerebro de Shenn será trasplantado a un cuerpo robótico. Mientras dure su condena, el reo, transformado en un hombre biónico, trabajará para el gobierno de Modz. Cumplida su pena, su cerebro será devuelto a su cuerpo, que habrá sido conservado en animación suspendida durante todos esos años.

Pier es presa de la desesperación. Él nunca ha sido un espía de la Tierra, la acusación es falsa y quienes le juzgaron han cometido una terrible injusticia. Pero en Modz, planeta regido con mano de hierro por el tirano Thrimoy Ktarm, las injusticias son el pan de cada día. Sin embargo, un leve destello de esperanza ilumina el futuro del joven terrestre. Cuando el siniestro doctor Unixos se dispone a bionizarlo, la hermosa ayudante del galeno, aprovechando una momentánea distracción de éste, susurra unas palabras al oído del desdichado. Cuando llegue a la prisión en la que cumplirá su condena, debe buscar a un hombre llamado Ulz. Shenn comprende que la bella mujer forma parte de algún movimiento opositor a la tiranía del Supremo Protector de Modz, ridículo título del sátrapa que rige los destinos de ese mundo. Nuestro protagonista decide seguir la sugerencia de la mujer. Después de todo, una vez convertido en un robot con cerebro humano ya no tendrá nada que perder.

Convertido ya en biónico, Pier es trasladado a la factoría-prisión en la que deberá pasar los próximos quince años de su vida. Nuestro desdichado protagonista se integra poco a poco en la que será su rutina diaria durante su larga condena. La factoría cuenta con unos altos hornos en los que se funde el mineral que servirá para la elaboración del Himet o hipermetal, una materia extraordinariamente resistente y ligera, ideal para la fabricación de todo tipo de blindajes. Ktarm necesita enormes cantidades de Himet para construir toda clase de máquinas de guerra, con las que emprender la conquista del resto del sistema planetario al que pertenece Modz. Todo esto se lo cuenta a Pier otro condenado con el que ha entablado amistad, y que resulta ser una mujer llamada Nelphia.

Un día, uno de los capataces ordena a Shenn que le acompañe a lo alto de una de las chimeneas, para reparar un foco averiado. Una vez allí, y mientras finge examinar la avería, el capataz se presenta como Kropp Ulz, y pone al terrestre al tanto de los planes existentes para derrocar al dictador. Shenn le pregunta cuando actuarán, y Ulz le responde que cuando él reciba la señal desde la Tierra. Anonadado, Pier comprende que Ulz, por las razones que sean, también cree que él es un agente del la Inteligencia terrestre. Nuestro héroe explica a Kropp que jamás ha tenido relación con el Servicio Secreto de la Tierra, pero que, aclarado este punto, se compromete a ayudar a los conspiradores en lo que buenamente pueda. El capataz afirma que el día de la rebelión general está cercano. Pero llegado el momento, tendrán que actuar muy deprisa, ya que Ktarm, según sospechan los líderes rebeldes, dispone en su residencia de un dispositivo de control remoto con el que podría destruir con un solo gesto los cuerpos hibernados de los miles de condenados a la bionización.

Mas la revuelta estalla mucho antes de lo previsto, cuando los compañeros de infortunio de Shenn y Nelphia, hartos de sufrir bajo el yugo de los feroces capataces, se alzan contra sus opresores con la furia que proporciona la desesperación. Los amotinados cuentan con la ayuda de Oxis, una hermosa prisionera a la que el siniestro director de la factoría ha salvado de la bionización, a cambio de que le otorgue sus favores sexuales. La valerosa muchacha pierde la vida, pero antes proporciona a Shenn y Nelphia un plano de la residencia de Ktarm, de quien también fue concubina, y les indica el lugar donde el director, a quien Pier acaba de matar, tiene oculto un potente aeromóvil. Poco después se une a ellos Ulz, quien les dice que su esposa Varda, la ayudante del doctor Unixos, está capacitada para realizar la operación de trasplante de cerebros a la inversa; es decir, que puede devolverles sus cuerpos, a condición, claro está, de que Ktarm, furioso por la revuelta, de la que sin duda tiene ya noticias, no los haya destruido.

Dispuestos a evitar como sea que el tirano de Modz destruya los cuerpos de los infelices bionizados, y a terminar de una vez por todas con su régimen de terror e infamia, nuestros héroes se dirigen a toda velocidad a la residencia de Ktarm, confiando en poder sorprender al tirano a través de un pasadizo secreto cuya existencia les fue revelada por la desdichada Oxis. En un desenlace lleno de emoción y dramatismo, Shenn y sus amigos lograrán acabar con la vida de Ktarm y recuperar los cuerpos hibernados de los enemigos de su régimen.

Publicada en 1983 con el nº 656 de LCDE, ¿HOMBRE O MÁQUINA? sigue las pautas típicas de las novelas de CF de la última etapa creativa del autor. Una vez más, Lecha nos traslada a un mundo gobernado por un megalómano con la moral de un áspid. El protagonista de la historia es el clásico héroe forzoso lechano, un hombre que ha sido confundido con un espía enemigo y sufre el horroroso destino que espera a todos los que se oponen a la tiranía de turno. Lo más original de la novela es el castigo que se impone en Modz a los disidentes. Eso de que trasplanten el cerebro de uno a un robot y te obliguen a trabajar para ellos durante años o décadas, esperando poder recuperar tu cuerpo algún día, pero sabiendo que en cualquier momento pueden incinerarlo, dejándote convertido en un cyborg para el resto de tu vida es horripilante. Un detalle interesante es que, además del cerebro, al cuerpo robótico se le implantan también los ojos del condenado. Además, aunque un robot no acusa cansancio alguno, pudiendo funcionar durante mucho tiempo ininterrumpidamente, los condenados a la bionización tienen sus horas libres, lo cual resulta lógico, puesto que el cerebro necesita regularmente cierto periodo de descanso, a pesar de ser un órgano que nunca deja de funcionar.

Esta es una de las pocas novelas en las que LGL cometió un error de bulto. Cuando la doctora Varda Mossl, ayudante de Unixos, le dice a Shenn que busque a Ulz al llegar a la prisión, añade que éste es también un bionizado, o sea, un condenado. Pero unas páginas más adelante podemos comprobar que el tal Ulz es, en realidad, uno de los cancerberos de la factoría-prisión. Sabiendo el cuidado que ponía Lecha en sus originales, llama mucho la atención que se le escapara este gazapo. Pero, como se decía al final de CON FALDAS Y A LO LOCO, la genial comedia de Billy Wilder, nadie es perfecto. A pesar de esta pequeña pifia, ¿HOMBRE O MÁQUINA? es una buena novela, otro ejemplo más de la profesionalidad de LGL, el autor más prolífico de la CF española.

sábado, 24 de abril de 2010

PRESENTACIÓN DE "LA DAMA Y EL RECUERDO"


Como ya hemos contado anteriormente en Bolsi & Pulp, el legendario Silver Kane ha vuelto al mundo del Western.

El novelista barcelonés Francisco González Ledesma ha vuelto a encarnarse en Silver Kane, el seudónimo que tuvo que utilizar durante el franquismo, para firmar "La dama y el recuerdo", una novela con la que regresa al Oeste.

Un homenaje con el que el escritor barcelonés Francisco González Ledesma, abogado, guionista, periodista e icono de la novela negra, regresa al salvaje Oeste de pistoleros, damas de saloon, indios, cementerios, caballos y sheriff, en una Kansas donde "el sentido de la Justicia se mezcla con la crueldad", como reconoció el autor durante la presentación de "La Dama y el recuerdo".

Y en el blog les queremos entregar a ustedes, algunas fotos de la presentación de su nueva novela. Esperamos que dichas fotos sean del agrado de todos ustedes. ¡Cortesía de Bolsi & Pulp!


González Ledesma, que ejerció años como abogado, algunas veces defendiendo a escritores y sus derechos de autor, dice que dejó la profesión porque lo pasaba mal defendiendo, de vez en cuando, injusticias. De ahí se puede deducir que este autor prefiere volver a instaurar el imperio de la ley en el Viejo Oeste, entre polvo y cárceles atestadas de ladrones a la espera de una posible horca.

Presentación “La dama y el recuerdo” (Editorial Planeta) de Francisco González Ledesma (Silver Kane). Día: lunes, 12 de abril 2010. Lugar: La Casa del Llibre (Passeig de Gràcia, 62). Hora: 19:00.

martes, 20 de abril de 2010

LA DAMA Y EL RECUERDO



RESUMEN: En un remoto pueblo de Kansas, Jackson, se cruzan los destinos de varios personajes. Unos atracadores irrumpen en el banco del pueblo y matan a sus trabajadores.

Una vez con el dinero en los bolsillos, se dirigen al saloon, donde las chicas los aguardan para ofrecerles sus servicios. Pero se encuentran con algo que no esperaban: Taylor, pistolero legendario que tiene un objetivo: acabar con Ford, el cacique del pueblo, representante del Gobierno y encargado de las negociaciones con los indios para la cesión de sus tierras, que tiene comprado al sheriff del condado y atemorizados a todos sus ciudadanos. La amante de Ford, Lena, es una mujer despiadada que no se detendrá ante nada ni nadie para hacerse con el poder, su única ambición. Lancaster es un cazarecompensas al que le descubriremos buen corazón.

Ketty River, la dama del título, la mujer más hermosa y con más clase del pueblo, utiliza otro nombre para ejercer con mano de hierro de jueza en la capital, Kansas City. Ketty llevará a cabo su venganza contra Ford (por haber sido violada en su juventud por él), que la acabará materializando el niño al que Taylor había salvado la vida junto a Fedra, una joven preciosa con la que acabará compartiendo su vida en la casa donde había vivido con su anterior mujer, asesinada por los hombre de Ford.


COMENTARIO: Más que hacer un comentario, creo que en BOLSI & PULP, como un blog especializado en autores de bolsilibros, nos hacemos las siguientes preguntas; ¿Podríamos decir algo malo de un monstruo del mundo bolsilibresco? ¿Podríamos no recomendar la novela de una leyenda viviente de editorial Bruguera? ¿Podríamos perdernos la ocasión de deleitarnos con un excelente libro de un maestro?

Creo que después de dichas preguntas, solamente podemos hacer un comentario simple y directo… ¡El legendario Silver Kane regresa con una nueva entrega del gran clásico del Oeste!

¡PÓRTENSE BIEN Y NO DEJEN DE LEER A SILVER KANE!
ÉSTE ES EL FINAL: Por si mucha gente lo ignora, hace un tiempo atrás realizamos en el blog un excelente especial de Silver Kane, para los interesados en el mismo, pueden disfrutarlo pinchando acá.

¡Un abrazo a todos y saludos bolsilibrescos!


TÍTULO: LA DAMA Y EL RECUERDO
AUTOR: SILVER KANE (FRANCISCO GONZÁLEZ LEDESMA)
COLECCIÓN: AUTORES ESPAÑOLES E IBEROAMERICANOS
EDITORIAL: PLANETA
PUBLICACIÓN: ABRIL, 2010
PÁGINAS: 304

sábado, 17 de abril de 2010

¡SILVER KANE VUELVE AL OESTE!



Así es amigos amantes de los bolsilibros, tal y como lo han leído en el título del artículo… ¡Silver Kane vuelve al Oeste!

A sus 83 años, Francisco González Ledesma ha resucitado a Silver Kane, seudónimo con el que escribió a lo largo de más de 30 años 400 títulos, sobre todo del Oeste.

Francisco González Ledesma ganó en 1948, con la novela “Sombras viejas”, el Premio Internacional de Novela. Tenía entonces 21 años. Entre los miembros del jurado se encontraba -nada más y nada menos- que Somerset Maugham. “Me la premiaron, pero no pasó la censura franquista”, recuerda este escritor, abogado y periodista. “Situé la acción en un barrio pobre de Barcelona, y ya por ese detalle me tildaron de 'rojo', pero no acabó ahí el asunto; en un momento determinado, uno de los personajes apoya la mano sobre la rodilla de la chica; yo no veía ninguna cosa pecaminosa en el gesto, pero el censor sí lo vio, me dijo: ¡Está muy claro que esa mano, lo que quería, era subir hacia arriba!”.

Le crucificaron. Por 'rojo' y por pornógrafo. “Mientras viva el Caudillo, usted jamás publicará nada en este país”, fueron las palabras que escuchó de la censura franquista. “Mi futuro, en el mundo de la literatura, se presentaba negro, pero tuve la fortuna de contactar con la editorial Bruguera y aquello fue como el maná. Me encargaron novelas de género, especialmente de tema policiaco y del Oeste, y fue cuando cree el pseudónimo de Silver Kane”.

“En una semana me despachaba novela y media”. La novela popular estaba copada por tres nombres: Marcial Lafuente Estefanía, Corín Tellado y Silver Kane. “La editorial Bruguera ganó mucho dinero conmigo, y yo también me embolsé mis buenos cuartos; había meses que se llegaron a vender 60.000 ejemplares de mis novelas”.

Recordemos que Ledesma obtuvo el premio Planeta en 1984 con “Crónica sentimental en rojo” y es uno de los autores de referencia de la novela negra actual.

Ahora, como Silver Kane publica "La dama y el recuerdo", una novela que, según su autor, mantiene "todos los ingredientes de intriga y entretenimiento" que manejó en sus obras de los años cincuenta, sesenta y setenta.

Según palabras del autor "Mi ilusión es resucitar aquella época que tanto gustó en su momento; si no lo he conseguido con 'La dama y el recuerdo', pido un poco de clemencia: que el lector no dispare contra mí”.

¿Una leyenda del bolsilibros pidiendo clemencia? ¡Dios mío! Si somos nosotros, los amantes del bolsilibro, quienes debemos ponernos de rodillas y agradecerle a un héroe de la legendaria editorial Bruguera, que se haya dignado a volver a escribir una novela del Oeste como las de antaño.

"Me he atrevido a volver a mis años jóvenes de la aventura y la pasión, el sufrimiento y la virginidad literaria. He tratado de saber si, al cabo de tantos años, era capaz de escribir como un joven, regresar a la pureza de la aventura y resucitar un mundo que fue. La de Kane era una escritura espontánea. Un estilo ágil, fresco, espontáneo...", explica ahora el propio González Ledesma. Y por eso, el autor recupera su 'alter ego' en 'La dama y el recuerdo', la primera novela de Silver Kane desde que en España no hay censura.

Para que sigan deleitándose con tan maravillosa noticia, acá les dejo un par de videos con ese monstruo del bolsilibro llamado Silver Kane.


lunes, 12 de abril de 2010

EL CAMINO SIN FIN


POR ANTONIO QUINTANA CARRANDI


Descubrir El camino sin fin fue una agradable sorpresa para este irreductible fan de LGL, porque esta novela, nº 30 de Espacio, el mundo futuro, es una de las más logradas historias de ciencia ficción surgidas de la portentosa imaginación del novelista riojano. El argumento tiene todo lo que podía esperar un lector de CF de la época, e incluso más, porque nos hallamos ante una de las aventuras siderales más completas narrada por el gran Carrados.

Rino González, antiguo oficial astrogador, deambula por el Madrid del futuro sin rumbo fijo y sin un centésimo de garant en el bolsillo. La prometedora carrera de Rino se fue al traste cuando, mientras servía como primer navegante a bordo de la Nova Andrómeda, cometió un error de cálculo que provocó que la nave se perdiera en el espacio desconocido durante varios meses, por lo que fue apartado del servicio e inhabilitado para ejercer cualquier puesto en la tripulación de cualquier nave. Sin embargo, la suerte le sonríe, porque se encuentra repentinamente con un antiguo amigo, L´yder, un habitante del planeta Carina VII. Puesto que su amigo terrestre no tiene trabajo ni medios de vida, el carinio le propone que se marche con él a su mundo de origen, a lo que nuestro héroe accede de inmediato; más que nada, porque, al ser un viejo lobo del espacio, empieza a hartarse de tener los pies sobre un planeta y ansía volver a pisar la cubierta de una astronave, aunque sólo sea como pasajero.

Así pues, los dos amigos se disponen a embarcan en la Vega II, una fabulosa nave de carga y pasaje que está a punto de zarpar rumbo a Carina VII. Ya en la base orbital, y mientras aguardan el momento de subir a bordo, deciden tomar una copa en un bar. Al rato, una hermosa mujer, elegantemente vestida y acompañada por un impresionante mastín, atraviesa la sala de espera y se dirige a la nave extragaláctica. Rino apenas tiene tiempo de impresionarse por tan hermosa visión, porque en ese instante se le acerca un hombre que se dirige a él llamándole capitán González. El individuo, que se presenta como Héctor Zaldívar, ofrece al español una pequeña fortuna por comandar su nave privada en una expedición estelar. Rino rechaza la oferta, en parte porque legalmente no puede aceptarla, ya que carece del título de capitán y de la patente de navegante, y en parte porque no se fía de ese sujeto. Zaldívar insiste, y al no lograr el asentimiento de Rino, comienza a lanzarle veladas insinuaciones que provocan una reacción violenta del joven. Una vez solventado el incidente, nuestros amigos embarcan en la poderosa astronave, que está presta a partir.

Mientras tanto, la bella mujer del mastín, Patricia (Pat) Frederik, se entrevista con el capitán Ramírez, al mando de la Vega II, presentándose como cuarto navegante, en sustitución del oficial Sheridan, que ha muerto asesinado en extrañas circunstancias. A Ramírez no le hace ninguna gracia tener un oficial femenino a bordo, pero no le queda otro remedio que transigir con ello.

La nave zarpa y durante algún tiempo todo se desarrolla normalmente. Pero unos días más tarde, se produce un horrible incidente a bordo. La Vega II transporta un cargamento de animales salvajes de la Tierra, destinados a un zoo que se está construyendo en la capital de Carina VII. Las fieras desatan el terror a bordo de la astronave, provocando un auténtico baño de sangre entre pasajeros y tripulantes. La dotación de la nave hace frente a la terrible amenaza con armas de fuego, pero ni siquiera la valerosa intervención de Rino y su fiel amigo L´yder, que consiguen abatir a varias de las fieras, logra evitar la horrorosa matanza, en la que pierden la vida una docena de personas mientras otras muchas resultan gravemente heridas. Pero lo peor viene después, cuando Rino comprueba que las bestias fueron liberadas intencionadamente por alguien. ¿Quién o quiénes han sido capaces de hacer semejante cosa?, se preguntan González y su amigo carinio.

La situación se complica por momentos. Kersinag, uno de los astrogadores, ha muerto devorado por las fieras, y sus tres compañeros, entre los que se encuentra Pat, se niegan a realizar turnos extra y exigen al capitán Ramírez que busque un sustituto. El ultimátum de sus oficiales coloca a Ramírez en una delicada situación, pues sabe que si no sustituye a Kersinag, y pretende obligar a los demás a hacer más horas de las reglamentarias, puede tener graves problemas si por casualidad se encuentran con una nave de la policía sideral. Atrapado entre la espada y la pared, el capitán trata de sobornar a Rino González para que acepte ejercer de astrogador oficioso, pero éste se niega, alegando que no puede hacerlo precisamente porque fue expulsado del servicio. De nada sirven las súplicas de Ramírez. Nuestro héroe no da el brazo a torcer. Pero antes de abandonar el camarote del capitán, le hace partícipe de sus sospechas sobre lo ocurrido con las jaulas de las fieras. Tras dejar al perplejo y casi aterrorizado capitán, Rino, guiado por un presentimiento, decide acercarse por la sala de navegación, donde, para su satisfacción, se encuentra de servicio Pat Frederik, con la que entabla animada conversación, estableciéndose entre ellos el inicio de una buena amistad. Luego, González regresa a su cabina, y allí, sobre su cama, encuentra un pequeño paquete que contiene 250.000 garants en billetes de 1000 acompañados de la siguiente nota: Creo que esto será suficiente para decidirle a tomar el puesto del infortunado Kersinag. O, ¿quiere más todavía? En un principio, Rino piensa que esto puede ser cosa del capitán Ramírez, pero luego desecha esa posibilidad. Pero si no se trata de Ramírez, ¿quién puede ser? se pregunta nuestro héroe.

Esa noche Rino González apenas puede conciliar el sueño meditando en todo lo ocurrido. Pero cuando por fin logra dormirse, es despertado por una horrísona explosión que hace vibrar la estructura de la nave. Poco después comprueba, al igual que el resto de los aterrados pasajeros y tripulantes, que La Bola, la gran esfera de vidrio donde se proyectan los mapas estelares, elemento indispensable para calcular los saltos hiperespaciales que permiten a la nave salvar en cuestión de horas centenares e incluso miles de años luz, ha sido destruida. Por si fuera poco, el primer astrogador, Pitt Cadahan, a perecido en la explosión, con los cual sólo quedan dos navegantes, José Villa y Pat Frederik. La situación es desesperada y Rino decide ayudar, a pesar de que Ramírez no sea santo de su devoción. González acumula más experiencia profesional que Pat y Villa juntos, por lo que al capitán no le queda más remedio que pedirle su opinión. Rino no oculta la gravedad de la situación. Sin La Bola y su banco de cartas estelares no pueden calcular exactamente su posición en el espacio. Pueden navegar a la estima, pero sin los instrumentos de La Bola, resultará dificilísimo, casi imposible, calcular el momento exacto en que deben saltar al espacio normal de Carina VII. Un error de medio minuto podría llevarlos a miles de millones de km de distancia de su punto de destino, haciéndoles perderse en el espacio profundo. Pero aún hay algo peor. Rino teme que se produzca un motín cuando los pasajeros conozcan la magnitud de los problemas que debe afrontar la Vega II.

Nuestro héroe tiene la certeza de que todo lo que ocurre ha sido provocado intencionadamente por alguien, una persona a la que ha visto no hace mucho entre el pasaje de la nave: Héctor Zaldívar. Pero apenas tiene tiempo de pensar en ello de momento, porque, acompañado por Pat, que se le ha hecho casi inseparable, descubre que el emisor de la señal automática de socorro de la nave ha sido destruido, y el guardia de seguridad que lo custodiaba, asesinado. Estos hechos provocan una curiosa reacción de Ramírez, que traspasa el mando efectivo de la nave a Rino, quedándose él como capitán, pero sólo nominalmente.

Rino, cuyas sospechas sobre Zaldívar aumentan por momentos, decide detenerlo para interrogarlo, y a tal fin se dirige a la cabina del sudamericano, acompañado por Pat. Zaldívar no opone resistencia, pero uno de sus esbirros trata de tirotear a Rino y este se ve obligado a matarle en defensa propia. Los restantes hombres de Zaldívar tratan de impedir el arresto de su jefe, pero éste les ordena que no hagan nada, lo que deja no poco perplejo a González, que hasta entonces estaba casi seguro de que Héctor era el responsable de sucedido a bordo. Mas los acontecimientos se precipitan de nuevo con el asesinato del capitán Ramírez y el estallido de un motín, que obliga a Rino, L´yder, Pat, Villa, Zaldívar y otros a unir sus fuerzas para tratar de salvar la astronave y llegar a Carina VII. La aventura no ha hecho más que empezar, ya que el valeroso Rino González y sus amigos habrán de soslayar todavía numerosos peligros antes de que concluya la azarosa travesía de la Vega II.

Este es, a grandes rasgos, el argumento de El camino sin fin, extraordinaria aventura de CF cuya lectura apasionará, sin duda, a todo buen aficionado al género. Una novela repleta de acción trepidante, intriga y sentido de la maravilla. Un relato característico de los bolsilibros de los años 50/60, la verdadera Edad de Oro de la CF española.

Y para los puristas, una pequeña pifia de esta novela. El mastín propiedad de Pat aparece como Antares al principio de la novela, pero al final de la misma, cuando el animal tiene un destacado protagonismo en la resolución de la trama, se le llama Sirio. Ignoro si el error fue de Lecha o de la Editorial Toray, pero he creído necesario consignarlo aquí.